Literatura

El escritor en la jungla de las frivolidades

Escribir es volverse sobre uno mismo y vivir la soledad. Pocas actividades consumen así la esencia vital. Concebir y plasmar ideas no es soplar y hacer botellas. Cada palabra encierra un núcleo de energía, con el poder de transformar mundos. No subestimemos su fuerza. Doblega voluntades y provoca rendiciones. Porque siempre hemos necesitado de los cuentos. Las palabras se transmutan en dioses. Crean universos, vidas y cosas. Es una magia que toca destinos.

SUSCRÍBETE PARA SEGUIR LEYENDO

Aprovecha el CONTENIDO PREMIUM por solo $3 mensuales

5 comentarios

  1. Disfruté mucho el artículo, me hizo reflexionar como lector sobre nuestras decisiones: ¿seguimos a escritores que han decidido portar luces para iluminar nuestro camino o seguimos escritores que se han convertido en monitos de esa moda de circo? ¡Excelente!

    Le gusta a 2 personas

  2. La educación tiene una gran misión al formar ciudadanos críticos para que luchen entre otros aspectos contra la frivolidad, la mediocridad, el cliché y esa civilización del espectáculo barato… Excelente artículo 🤗

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: