Henry la rata



Henry se levanta y entra al baño. Se mira al espejo y aparece una rata.  Pocos reflejos evocan tan fielmente el rostro de la traición.

Se cepilla los dientes y no puede enjuagarse el sabor a fracaso. Se peina sus cinco pelos y se unta la esencia que imita a The Secret, la fragancia de Antonio Banderas.

Se cepilla los dientes y no puede enjuagarse el sabor a fracaso. Se peina sus cinco pelos y se unta la esencia que imita a The Secret, la fragancia de Antonio Banderas.

Se pone su pinta de actor ambulante, de ferias de enanos y gigantes, mujeres barbudas y monos lampiños. Lustra sus botas de piel de culebra y se lanza a las calles en busca de pecados. Es un cazador de sombras e ilusiones.

Se pone su pinta de actor ambulante, de ferias de enanos y gigantes, mujeres barbudas y monos lampiños. Lustra sus botas de piel de culebra y se lanza a las calles en busca de pecados. Es un cazador de sombras e ilusiones.

Menea el cuerpo como John Travolta en Saturday night fever. Mira a un lado y luego al otro. Mueve esos ojos como un loro borracho, atrapado en una jaula de cartón.

Menea el cuerpo como John Travolta en Saturday night fever. Mira a un lado y luego al otro. Mueve esos ojos como un loro borracho, atrapado en una jaula de cartón.


CHOCOLATES

$2.00


Se siente sexy, algo tan imposible que casi es verdad, como las pesadillas de los niños, que de tanto lloriqueo se hacen realidad.

Se siente sexy, algo tan imposible que casi es verdad, como las pesadillas de los niños, que de tanto lloriqueo se hacen realidad.

Camina en zigzag, de esquina a esquina. Cruza un semáforo y después otro. Los minutos paren horas y éstas se vuelven eternidad. Días largos, anacondas hambrientas del tiempo, que se lo traga todo. Una vida resumida a botas de cuero reptil y olores a pachulí; pintas infladas de alucinaciones, puertas de un laberinto sin salida.

Días largos, anacondas hambrientas del tiempo, que se lo traga todo. Una vida resumida a botas de cuero reptil y olores a pachulí; pintas infladas de alucinaciones, puertas de un laberinto sin salida.

Se sienta a la mesa usual. El sitio es pequeño, oscuro y sucio, muy distinto a lo que él ve, pero fiel a lo que observan los otros. Pide un trago a la mesonera de ayer, que mañana tendrá la misma sonrisa. Es diminuta la señorita y hasta la seis su nombre es Yalitza, porque luego se llama Miel, otra chica del burdel.

Pide un trago a la mesonera de ayer, que mañana tendrá la misma sonrisa. Es diminuta la señorita y hasta la seis su nombre es Yalitza, porque luego se llama Miel, otra chica del burdel.

Chistes malos. Anécdotas insípidas, cháchara torpe; sílabas huecas y verbos enfermizos. Termina el café, paga, se levanta y culmina su destino: el comando de campaña. Aquí le hacen creer a Henry que es un Brad Pitt criollo, con sus botas viperinas y el sombrero revolucionario.

Boinas con los tonos de Satán, rojas y negras o camaleónicamente blancas, tan populares en estos predios, donde le rinden culto a las miserias. Envidia y mezquindad se subliman en cualquier ideología rimbombante. El comando se parece a su baño. Aquí el roedor se jura Antonio Banderas.

Sí, allá va Henry, el “urban cowboy”, meneando ese rabo. Es una rata y un fiel esclavo de la revolución.

Sí, allá va Henry, el “urban cowboy”, meneando ese rabo. Es una rata y un fiel esclavo de la revolución.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.


Chocolates

Nota: Si estás conectado desde un smartphone y no te funciona el dispositivo de pago, debes volver a entrar a este post a través del home del blog o presionar su link desde una pc o laptop.

$2.00







Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .