Filosofía Opinión política

Caviar rojo

Al calor de sus habanos, flotando en sus piscinas de Beverly Hills o del Country Club, con sus agentes tipo Sean Penn o casi cualquier «intelectual» venezolano, pretenden que aceptemos el crimen y la perversión, poniéndole el nombre de revolución y/o progresimo, y a los delincuentes -o confundidos- colocándoles el nombre de revolucionarios y/o progresistas; y a la hipocresía envidiosa del resentido llamándola justicia social.

Opinión política

Mitos huecos

Al convertir a todos los ciudadanos en infractores de la ley, el control de sus vidas pasa a las manos del Estado, que se vuelve un amo de sus gobernados. Así se genera un chantaje moral, que facilita anular al sujeto cuando el capricho del gobernante lo juzgue pertinente.