Una fiesta nada insignificante

Las reflexiones sobre los problemas más graves de la existencia se van desmenuzando a partir del núcleo de su esencia, que no es otra que el absurdo de la vida, la sensación perenne de que las expectativas individuales y lo que ofrece la sociedad, con su reino humano tan complejo y abundante en contradicciones, son piezas que no calzan.