Cine Literatura

To Kill a Mockingbird no está sobrevalorada

Al leer la novela de Harper Lee uno siente que la autora está haciéndole una denuncia a su propio mundo, buscando una reflexión profunda sobre temas que en aquel entonces podían constituir tabúes: por ejemplo, la parcialización del sistema judicial, y la hipocresía detrás de las apariencias. Actualmente, esos temas son discutidos abiertamente, y se han transformado en una agenda política poderosa.